14 sept. 2010

Niebla




En aquel inmenso bosque donde la arena se encuentra escondida, se levantan inmensos muros de soledad y desasosiego formados por la niebla que aparece como un obstáculo ante mis ojos. Y la desesperanza me invade como una sensación ajena a la luz. Comienza a oscurecer de nuevo y no puedo andar, no sé a donde dirigirme en medio de tanta confusión. La nieve cae en el bosque, y todo se vuelve difícil de lograr en medio de tanto frío y oscuridad. Un viento fuerte llega golpeándome y trata de tomar distintos caminos, arrastrándome junto con él, llevándome donde mi fuerza casi desaparece, el fuego casi se extingue y mi poder se vuelve pequeño.

Sin embargo, he decidido encontrar esa fuerza interior que me lleve donde mi fuego no se extinga y la flecha marque el verdadero destino. Sé que la niebla y el viento de esa oscuridad que me rodea, quizá me lleven donde se encuentran los hielos perpetuos y la luz difícilmente logre atravesar los gruesos cristales de ilusión, pero me atreveré a mirar el agua que refleje el verdadero sendero, aunque el terror me invada y venga una temible tormenta que me azote y me cause las más horribles sensaciones de inquietud y dolor, porque sé que sólo esa tormenta duradera me llevará donde mi camino es el verdadero y retornaré por los siniestros andares de la niebla donde nuevamente me aventuraré a tomar un camino diferente hasta encontrar la luz que iluminará a mi espíritu y desaparecerá todas esas confusiones, y sabré entonces, que ese será mi vuelo.

La batalla comenzará de nuevo, la pelea por volar en mi mundo de sueños donde todos son la realidad que esperaba. Todo comenzará a forjarse a mi manera, pelearé hasta que no exista nada de mi ser; hasta que no exista nada porque pelear. Y me posaré en la arena, que protege mi alma y me hace fuerte para caminar en medio de la oscuridad adversa que todos poseemos, y que se encuentra en un bosque de nieve que empobrece mi tierra y donde no puedo ver flores; donde el viento me lleva donde mi fuego se apaga y el miedo congela mis pasos; donde dormir en medio de la oscuridad es el enemigo a vencer y la niebla el más difícil obstáculo por atravesar.

Pelearé por una canción, un equilibrio entre mi oscuridad y mi luz; por la voz y mi silencio andaré de nuevo en la oscuridad, y lucharé con todo mi viento, que me llevará flotando a destinos inciertos e inesperados, pero a lo lejos escucharé una voz lejana que me indicará el verdadero camino y a dónde deba ir, a pesar de la espesa niebla y la oscuridad del bosque.

No hay comentarios:

Publicar un comentario