16 sept. 2010

La forma de la luz



“ Todos alguna vez han caído en tinieblas,
encontrar la luz no es fácil, 
forma parte de conocer y explorar 
en lo más insondable de nuestros sentimientos,
camino que para algunos es difícil tomar...”



He caminado alrededor de una tormenta de placeres vanos y de flores de cristal; el hielo cae haciendo pedazos mis sueños y no puedo ver nada más que mi alma en sufrimiento. Siente mi alma etérea caer en el sueño insondable de la desesperanza y el olvido. Aún no puedo recordar la importancia de este camino, todo me sabe a indiferencia, cansancio y monotonía.

Siempre pensé que me encontraba en un laberinto sin salida cuyas paredes, construidas con todas mis pesadillas y sueños frustrados,  subyugaban mis fuerzas hundiéndome en la melancolía de funestos recuerdos. Sin embargo, todo ha sido una ilusión; una desesperación que fluye como ríos de agua congelada que atormenta, como el peor de todos mis miedos, en un ciclo sin final.

Las flores crecen en lagos congelados como si la primavera mantuviera la candidez de mi espíritu en pena. La oscuridad se asoma de nuevo, amenazante y suspicaz, trata de arrebatarme mis sueños más efímeros, sumergiéndome de nuevo en el mundo de la mediocridad donde no existe el anhelo de existir.

¿Cómo explicar lo que mi sepulcro de hielo significa?

Si quiero gritar con todas las fuerzas que me sostienen en esta tortura sin nombre,  pero la cerradura del silencio se impone con alevosía nuevamente. Y la sombra cubre con su manto lúgubre todos mis pensamientos,  cae como una cortina ante mis ojos cubriéndolos con el frío de una noche inesperada donde mi extinto fuego alumbra el camino donde la niebla se hace presente confundiéndome una vez más.

Y casi no puedo ver más allá, sólo mi fuego casi extinto en medio del viento que me somete con las fuerzas de aquella tormenta de cruel hielo. La oscura sombra cubre con su manto a mi oscuro corazón atormentado, lleno de penumbra, soledad y desasosiego. La soledad es fiel testigo de mis más ocultos y profundos sentimientos y sólo ahora puedo sentir el frío viento de un sepulcro casi abierto donde el silencio impera y mi voz es sólo un débil lamento.

Me toma la sombra de pueril manera, juega conmigo y con mis sentimientos; empaña de tristeza mis más hermosos recuerdos; confunde mi corazón con pensamientos banales. Siente mi espíritu caer en el abismo de la dualidad de una noche sin luna donde hallar la salida es el principio suicida de una realidad incierta.

Ahora, se asoma la luna de luz cristalina, iluminando los más hermosos valles que aún no había descubierto con mis propios ojos; me levanta del valle de las sombras donde la verdad, oculta en un espejo, simula la realidad de títeres inermes donde la ilusión es partícipe de crueles sufrimientos.

La luz toma la forma de las cristalinas lágrimas que fluyen en mi rostro lleno de impaciencia y ambigüedad; corren en un laberinto de paredes rocosas y peñascos que iluminan el espectro de la noche y las estrellas muestran un camino que debo seguir, aunque no sé si es el verdadero. Se ilumina mi rostro y el resplandeciente camino que, aunque lleno de dudas y tinieblas, me hace ver la verdadera forma de mi cuerpo con una siniestra combinación de brillo y penumbra.

Me encuentro en la dualidad misma, llena de dudas y temores; de esperanzas e ilusiones; y aún no encuentro mi camino, me siento en el flotar de la angustia y el olvido, porque fue demasiado el tiempo en el que vagué sin dirección alguna. ¿Será que esté es mi nuevo sendero? ¿Deberé seguir flotando en el espacio olvidándome de mi misma nuevamente?

Todo se empaña de niebla, ya puedo recordar lo que alguna vez fue de mí, la luz me ha enseñado nuevos horizontes que debo explorar, pero debo dejar un rastro de lo que alguna vez fui para comenzar de nuevo.

Y dejo de mi ser la monotonía, la pesadumbre y la soledad, aunque habrán más sombras que lleven mi nombre y me hagan caer en el infierno del desasosiego, seguiré adelante buscando la forma de la luz, aquella que me convirtió en lo que alguna vez fui.


Ethain

2 comentarios:

  1. Aplausos!!!muy bueno!tus palabras fluyen con naturalidad,me encantaron tus letras,no puedo creer que no tengas comentarios ya la vez me enorgullezc de ser la primera.Soy Maharet,tu nueva seguidora,te saludo desde las mas profundas tinieblas y te espero en mi morada

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Maharet por tu comentario. Realmente empecé a escribir desde hace más de 10 anios pero hasta apenas ahora he decidido publicarlos y compartirlos con el mundo entero. Una vez más gracias por tu primer comentario y espero compartamos un poco más. Saludos cordiales desde la fría Alemania.

    ResponderEliminar