13 sept. 2010

La luz y la oscuridad




-En penumbra y soledad vive mi carne;
¿Cómo puede salir mi espíritu de tan terrible tormento?
La oscuridad vence mis fuerzas en un sólo intento de escapar de tanta locura;
Mi espíritu cae como nieve en las tierras del bosque de niebla;
¡ No existe la luz en la vida o en la muerte!
¿Es acaso mi desesperación por salir de aquella tortura?
Que no encuentro ninguna paz o sosiego. -


-Y ahora pregúntate pequeño ser de la oscuridad;
¿Dónde está el brillo que llamas esperanza?
¿Cuál de todos los miedos es más grande que tu impulso por vivir?
¿Dónde encuentras el fuego estando en la nieve?
¡ Contesta ahora porque debes mirar tu reflejo!
¿Que te ha enseñado la luna cuando las noches son más largas que los días?
Deseo de corazón que te hundas en la desesperanza;
Porque de ello depende tu existencia efímera y fugaz. –


- ¡Déjame ahora decirte luz que todo lo sabe!
Que caminos tortuosos he andado y sufrido;
 Tu sabiduría no te deja comprender la tortura y agonía;
Porque de mi depende el ciclo del espíritu;
Y reprochas lo enorme que he sido contigo;
Para que pudieras alcanzar el cielo infinito lleno de fulgurantes estrellas;
Y criticas mi trabajo en la niebla que ni siquiera tu puedes disipar. –


-¡Calla ahora! No sabes quien soy yo, oscuridad de oscuridades;
Que deja correr en el espacio y tiempo la sabiduría entre las manos;
Indagar en medio de tormenta y sufrimiento es tu pena;
He alimentado a la tierra y al fuego en el ciclo de la esperanza y sabiduría;
¡Que el viento y el agua subyuguen tu pena, y que no te detengan!
¿ Que más dices en esta noche de luna sin brillo?
Sólo suspiras ante la sangre de nuestro ser en el firmamento;
¿Cómo continuar hermosa oscuridad el andar del laberinto?
Si ahora estás demasiado ocupada pensando en el agua que cae del cielo.


La oscuridad miró de frente a la luz y tomándola de las manos le dio un enorme beso, se abrazaron y caminaron hacia el cielo esperando comprenderse algún día. . .


Ethain

No hay comentarios:

Publicar un comentario