5 nov. 2010

Y sólo un eclipse lunar. . .


Y sólo la oscuridad me envuelve de dulces visiones de perversa agonía y sufrimiento;
¿Cómo puedo escapar de la sombra que apacigua mis tormentas en las noches de luna sin brillo? 
Cuando todo a mi alrededor se encuentra cubierto por la fría nieve de un bosque sin salida;
¿Cómo puedo correr en el laberinto de ilusiones que muestran una hermosa eternidad inefable? 
Cuando frente a mis ojos se encuentra la densa niebla cuyo viento me arrastra y subyuga;
¿Cómo puedo andar sin la luz de la luna plateada y de las estrellas que sosiegan mi pena?
Cuando sólo el aroma de la muerte invade mi pecho y mis profundos deseos;
Y no puedo ver más allá de mi camino, todo es frío. . . todo es oscuridad.


Y sólo la dura coraza de hielo protege a mi espíritu en la terrible oscuridad;
¿Cómo puedo despertar del deseo onírico de eterna felicidad y de luces placenteras?
Cuando condeno a mi esencia con el manto lúgubre y funesto por el odio que siento;
¿Cómo puedo reír y cantar en medio de la tormenta que muestra el espejo?
Cuando lo único que siento es una profunda pena que me hace extrañar la luz que amo;
¿Cómo puedo salir de la oscuridad al amar a mis estrellas más preciadas?
Cuando encontrándome en la arena y en la tormenta, no veo luna ni estrellas;
Y sólo puedo ver una hermosa flor roja en la nieve, todo es tristeza. . . todo es tormenta.


Y sólo la tormenta se lleva a la niebla al terminar en catástrofe mi corazón;
¿Cómo puedo reparar los daños en mi tierra, ahora que el sol sale de nuevo?
Cuando todas las flores han muerto a causa de la nieve y la tormenta;
¿Cómo puedo sentir felicidad, ahora que la luz ha llegado a sosegar mis penas?
Cuando sé que será efímera y vendrá de nuevo la oscuridad y más tormentas;
¿Cómo puedo encender mi fuego con el viento que la tormenta ha dejado?
Cuando la respuesta se encuentra detrás de cristales de sueños y mentiras;
Y lo único que puedo recordar es un eclipse lunar. . . todo fue un eclipse lunar.


Y sólo la luna de plata es cubierta por un manto fúnebre de pesadillas olvidadas;
¿Cómo puedo entenderla si estoy en medio de tanta oscuridad y sufrimiento?
Cuando su hermosura es un tenue halo de luz que rodea al más terrible de todos los miedos;
¿Cómo puedo volar hasta el cielo donde canta la luna para alcanzar semejante belleza?
Cuando la sombra que la protege me hace retroceder ante su imponente tormento;
¿Cómo puedo pelear contra mis miedos que me hacen detenerme en cristales de ilusión?
Cuando la penumbra es mi enemiga y el hermoso cielo me dice que salte hasta alcanzarlo;
Y sólo quiero cantar con el eclipse lunar, todo es una canción. . . una hermosa canción.



 Ethain


4 comentarios:

  1. Es mejor vivir un mundo de hermosas fantasias o de despiadados que deforman la realidad a su antojo.

    por cierto buen escrito.
    ATT: Strihker
    http://strihker.blogspot.com/

    ResponderEliminar