13 sept. 2010

El baile del espejo



En las sombras del espejo ha caído mi alma llena de dolor;
Y en mis pensamientos olas iracundas que no soportan la pena;
Bailando alrededor de la arena que hunde mis sentimientos;
Entre espinas de rosas marchitas que la tierra ha olvidado;
Y la canción que proviene del espejo de oscuridad inefable;
Invita a bailar en medio de tormentas que ahogan mi esperanza.


¿Qué debo sentir ante la torpeza de mis pensamientos?
Si todo lo que he sentido es la fría oscuridad de mi alma;
¿Qué debo pensar ante la incredulidad de mis sentimientos?
Si la luz se burla de mis sueños con un manto de ilusiones pútridas;
Y lo único que puedo hacer es bailar frente al espejo de mi soledad;
Perdiéndome en el llanto de la desesperanza y el olvido.


Baila la luna de plata en medio de tormento y pena;
Se tiñe de sangre por el dolor que le muestra su reflejo;
Y las luces parecen tan lejanas como pequeñas ilusiones;
Que no se pueden alcanzar a pesar del incesante vuelo;
Y el cielo sin estrellas me invita a bailar con la tormenta;
Empapándome de gotas de gélida agonía y sufrimiento.


Y lo único que siento es la soledad de mis pensamientos;
Bailando al compás del espejo de dulces sufrimientos;
No veo más luz que la de ilusiones de menguantes colores;
Y la oscuridad abraza fuertemente mi corazón en tormento;
Una danza gris que llena el alma de perpetua soledad;
Porque la tormenta ha mirado su inverosímil reflejo.

Ethain

No hay comentarios:

Publicar un comentario